Asia y Europa son dos continentes que hoy en día tienen mucha fuerza en el desarrollo económico mundial, y aunque muchos digan que Europa está en plena decadencia, la realidad es que otros contenientes como Asia, quisieran tener mucho del desarrollo que este antiguo continente presenta, porque Europa siempre se ha destacado por su gran organización.

Y es que se sabe que entre Europa y Asia son muchas las rivalidades que existen, especialmente entre algunos de sus países líderes de zona, los cuales pro algunos problemas de origen político, se han venido enfrentando en los últimos años.

Se ha entendido que unidos son más fuertes

Pero a pesar de las existencia de rivalidades en tres países de ambos continentes, la realidad es que unidos como un súper continente, se puede hacer mucho más que como dos continentes separados.

Pero la realidad es que dentro de cada continente, hay países que apuestan por dejar de ver lo bueno en las uniones de ambos continentes, y que aunque pueden existir relaciones en ellos, cada uno conserve su poder de forma separada.

La realidad es que hoy en día son muchas las posibilidades de tener un gran futuro si en algún caso, Asia y Europa se llegaran a unir, pero por ahora solo de trata del sueño de muchos, y aunque entre algunos países han avanzado las conversaciones, la realidad es que otros no están de acuerdos.

Hacer ver a cada continente, que Eurasia es el futuro

Es claro que para los países que son potencias en ambos continentes, resulte un poco difícil aceptar el hecho de tener relaciones amistosas con los países de su continente vecino, y es que la idea de cooperación es una cosa, pero el término Eurasia está siendo enfocado a otra cosa totalmente distinta.

Porque lo que se pretende con Eurasia es crear un continente, y extender el término Unión europea al continente asiático también, en donde ambos continentes sean uno solo, y esto favorezca negociaciones y comercios, así como a sus sociedades.

Para algunos críticos, Europa se aprovecha de Asia, y para otros, Asia se aprovecha de Europa, pero la cuestión no es ver las rivalidades, ni lo malo, sino aquellos beneficios que se pueden obtener, porque ciertamente la idea de acuerdos de libre comercio y otros acuerdos de cooperación, puede favorecer a ambos continentes por igual.

Una cooperación que muchos ven con buenos ojos

Debido a que la unión Europea no cuenta con todo el respaldo en la mayoría de los países, es posible que en cualquier momento una unión con los países de Asia fomente un nuevo tipo de comunidad, en donde los países de ambos continentes tengan mucho más en común que acuerdos comerciales.

Y es que Europa y Asia pueden unir sus potencialidades y poder crear juntos un continente que se destaque en el mundo entero, porque ahora Asia tiene los recursos, y Europa tiene el desarrollo.